| schedule 3 minute read | label Product Information Management

La Taxonomía De Producto Y Su Papel En El Ecommerce

La Taxonomía De Producto Y Su Papel En El Ecommerce

Ya no hay excusas para que los productos no estén bien categorizados.

Sin una taxonomía de producto estás poniendo en riesgo tu posicionamiento y tu potencial de ventas. De hecho, dicen que el mejor sitio para esconder un cuerpo es la página 2 de Google.

¿Qué es la Taxonomía?

La taxonomía es una parte de la arquitectura de la información (IA, por sus siglas en inglés) que se ocupa de organizar y etiquetar contenido con y sin estructura para que sea más fácil de entender.

¿Por qué es Necesaria la Taxonomía? 

Porque ayuda a los clientes a encontrar lo que buscan mediante categorías, atributos y valores. Las estadísticas dicen que el 75% de los usuarios abandonan una página si no encuentran lo que les interesa en 15 segundos. Por eso las webs de retail con una arquitectura deficiente venden un 50% menos que las que están mejor organizadas

Solo el 10% de las ecommerces tienen en cuenta la taxonomía y solo el 16% de las grandes marcas ofrecen unas buenas opciones de filtros (Nordstrom, Macy’s, Dell y Apple). Viendo estas estadísticas parece claro que las altas tasas de abandono y las bajadas de ventas no solo se deben a fallos de marketing.

Las taxonomías precisas y user-friendly no solo son bonitas, sino que tienen un impacto en tus beneficios. 

Las taxonomías ejemplo

Fuente

¿Qué Tipos de Taxonomía son más Comunes?

Las taxonomías jerárquicas y facetadas. Tienen muchas cosas en común, pero tu decisión se basará en las necesidades del producto y el tamaño de tu web. Las facetas ofrecen un mayor margen de crecimiento sin tocar la jerarquía principal de tu estructura taxonómica, aunque lo normal es combinar ambas para conseguir unos mejores resultados.

  1. Jerárquica. Es la más conocida, una opción tradicional y controlada con forma de árbol en la que tienes una categoría troncal que se subdivide en ramas cada vez más específicas. Suelen ser datos con formato de texto y están pensados para webs pequeñas.

Jerárquica taxonomia

Fuente

  1. Facetada. Esta estructura se usa para filtrar rápidamente en grandes webs con mucha información de producto. Los clientes no tienen que saber los términos de búsqueda específicos y los que prefieran explorar libremente pueden combinar varios atributos de texto, números o fechas para encontrar lo que quieren. 

Facetada taxonomiaFuente

Las Taxonomías son un Trabajo Continuo

Nunca dejan de evolucionar. No son estructuras estáticas, sino que hay que cambiarlas a medida que crece tu negocio y, para ponértelo un poco más difícil, quizá tengas que modificar la información de producto si te expandes y empiezas a distribuir tu contenido a ciertos canales.

El proceso debe ser coherente, sobre todo cuando añades productos a una estructura ya establecida. Si administras una gran cantidad de datos puede ser aún más difícil, por lo que es mejor guardarlos en un sistema de Product Information Management en el que puedes seleccionarlos según atributos computados para asegurarte de que tus taxonomías tienen el formato correcto.

¿Cómo se Crea una Taxonomía?

  1. Investigación. Siéntate con tu equipo de marketing para analizar el comportamiento y patrones de compra de tus clientes. Observa cómo interactúan con tu web, los términos de búsqueda que usan y cómo navegan. Esta información, unida a un gran conocimiento de tus productos, te ayudará a tomar decisiones lógicas antes de diseñar tu taxonomía.

Un consejo: Lidera tu industria con la información más relevante y concisa. Las ecommerce exitosas toman nota de la taxonomía de sus rivales y categorizan los productos donde tendrán menos competencia para aprovechar oportunidades. 

  1. Testeo. En la fase de planificación deberás revisar habitualmente tus taxonomías y hacer pruebas con el contenido. Haz una búsqueda offline y documenta tu experiencia. Ponte en los zapatos de tus clientes y pon a prueba tus taxonomías desde un punto de vista jerárquico y de facetas. ¿Tiene sentido el recorrido? Porque, al final, tu éxito depende de cómo interactúan los consumidores con tu contenido. Anota cualquier problema que haya que resolver o las ideas que deben añadirse a tus directrices de gobernanza de datos.

¿Cómo es una Buena Taxonomía?

Una taxonomía eficiente debe apoyar tu estrategia de marketing de contenidos y las necesidades de tus clientes. No se trata de enlazar contenido porque sí, sino que debe ser funcional y fácil de entender. También se tiene que aplicar un método uniforme para varias taxonomías y canales que permita hacer retoques periódicos.

¿Cómo se Optimiza el Contenido para su Taxonomía?

Debes incorporar el SEO.

De esta forma tus clientes encontrarán tu contenido más fácilmente y los rastreadores de búsqueda de Google lo entenderán mejor. Haz un estudio de keywords e incorpora los que sean más relevantes para tus productos, taxonomía y URLs. Cuidado, porque puede ser confuso (e incluso desastroso) si tienes una taxonomía extensa; por eso te recomendamos que añadas breadcrumbs que enlacen a la categoría principal. Así Google entenderá la estructura de tu web, haciendo que ganes autoridad en las categorías.

Añade en cada página una breve descripción del producto con las keywords adecuadas. Aprovecha para añadir links a anteriores artículos del blog o a otras páginas, creando link juice y una estrategia de enlaces internos bien pulida, y no te olvides de los metadatos.

Este proceso, junto al propio diseño de la taxonomía, necesita un tiempo de rodaje, por lo que es recomendable que centralices todo tu contenido SEO-friendly en un PIM para poder optimizar y dar formato al contenido cuando lo necesites.

Ejemplo de una buena descripciónEjemplo de buena información de producto

Gestionar la Taxonomía con un PIM 

Administrar la taxonomía de forma manual es una carga que absorbe mucho tiempo, es tediosa y puede llevar a errores. Igual que cualquier otro contenido de producto, debería gestionarse desde un PIM que te permita automatizar tus taxonomías. Solo tienes que autocategorizar tu contenido y permitir sugerencias de metadatos o etiquetas. Incorpora estos cambios de procesamiento a tus normas para que todo tu equipo sepa cómo abordar las taxonomías y mantener su coherencia.

¿Empezamos?

Prepárate para descubrir cuántos usuarios de PIMs ya han conseguido unos resultados increíbles solo por categorizar su contenido. ¡Tú también puedes hacerlo! Reserva una reunión gratuita para que uno de nuestros account managers te ayude a construir una taxonomía sostenible que despejará tu camino al éxito.

¡Aprende todo lo que necesitas saber sobre un PIM o pide una consulta con nosotros!

Plytix Blog subscription

Recibe lo último en tu inbox